Shopping Cart

¿Cómo escoger el vestido de novia?

Te casas. La cuenta atrás ha empezado y en tu cabeza no dejas de visualizarte radiante luciendo un vestido de novia espectacular. Porque si, la mayor preocupación de una novia es acertar con su vestido de novia, así que es normal que estés todo el día pensando cual será el más apropiado para ti.

Lo más importante a tener en cuenta es que, a pesar de que una novia debe llevar el vestido de novia que ella quiera, no cualquier vestido se va a adaptar a su figura y sus gustos. Es por esto por lo que hay que alejarse de la idea de ver y enamorarnos de un vestido en un maniquí o en una tendencia que circule por internet, porque probablemente este no sea nuestro vestido.

Por esto mismo te ofrecemos esta pequeña guía que será de gran ayuda a la hora de dar con tu vestido de novia. Toma nota:

Vestidos según el corte

Existen 5 tipos de vestidos según el corte:

Corte A
  • Corte o Línea A. Este tipo de vestidos se ciñen desde el busto hasta la cintura. A la altura de las caderas la falda empieza a caer, haciéndose cada vez más anchos hasta llegar al suelo. Este tipo de vestidos acentúan la cintura y marcan la silueta.

Aunque es un vestido que favorece a todo tipo de figuras, está especialmente indicado para las siluetas en forma de triángulo y rectángulo.

Corte sirena
  • Corte sirena/trompeta. Los vestidos de corte sirena son entallados hasta la rodilla, zona donde suele comenzar el vuelo de la falda. Acentúan la cintura, el vientre plano y el busto atractivo.

Este corte está indicado para las novias delgadas, proporcionadas entre la parte superior y la parte inferior del cuerpo, que tengan una silueta triángulo invertido o reloj de arena. Si este no es tu caso, siempre se puede recurrir a algunos trucos como los hombros o las mangas para aumentar o reducir de manera visual las zonas y así compensar estos excesos o carencias.

Corte imperio
  • Corte imperio. El talle de estos vestidos es corto, terminando justo por debajo del pecho, desde donde empieza la caída de la falda. Las faldas suelen ser rectas, acampanadas o de tipo A.

Los vestidos de corte imperio se adaptan perfectamente a las novias más delgadas con poco pecho, pues lo realza de manera considerablemente. Además, permiten estilizar la figura y alargar las piernas gracias al corte tan alto que tienen.

Corte princesa
  • Corte princesa/de baile. Los vestidos de corte princesa son ideales para aquellas novias que sueñan con una boda de cuento de hadas. El cuerpo de estos vestidos suele ser entallados hasta la cintura, donde cortan en forma de V. desde aquí empieza la falda, la cual tendrá mucho volumen, el cual será perfecto para tapar imperfecciones que no queramos mostrar.

Las siluetas que más favorecidas se ven con este tipo de vestidos son las de reloj de arena o triángulo. También indicados para las novias con silueta recta o columna, pues al remarcar la cintura crea una ilusión óptica que ayuda a afinar el contorno.

Corte tubo
  • Tubo/entallados. Los vestidos entallados en forma de tubo sientan a la perfección a las novias altas con curvas, pues sirven para estilizar todavía más su figura. Gracias a estos vestidos podrás sumar unos centímetros extra gracias al efecto visual que provocan, así que será ideal para las novias más bajitas.

Especialmente indicado para las novias de silueta redonda o manzana, ya que no focaliza su atención en esta zona.

La única pega es que son muy ceñidos y pueden ser un problema a la hora de moverte… o incluso de respirar.

Probablemente el vestido de novia sea la prenda más especial que lucirás a lo largo de toda tu vida, por lo que sus características deberían ser uno de tus mejores secretos guardados antes de tu boda. Muchas de nosotras soñamos con nuestro vestido de novia, incluso algunas ya lo tienen muy claro desde que son muy pequeñas. Pero a la hora de la verdad, escoger el vestido adecuado y que mejor se adapte a nuestra silueta, no es una tarea sencilla.

Seguro que si te encuentras en el momento de buscar tu vestido de novia, te estará siendo muy difícil escoger entre un vestido u otro, así que hoy hemos querido ayudarte a tomar esta decisión. Te traemos una serie de factores que tendrás que analizar detenidamente para descartar los vestidos que NO te sientan bien para el día de tu boda, sigue atenta.

Comodidad

La comodidad es un factor muy importante del que hemos hablado en muchas publicaciones de vestidos de novia. Para saber si se trata del vestido de novia ideal, deberías sentirte cómoda cuando lo lleves puesto y que te de bastante libertad de movimientos (por no decir total). Analiza si podrías llevarlo todo el día puesto sin que te pase factura. Si el vestido que has visto y seleccionado no te parezca cómodo, descártalo, ya que este no será el vestido de novia de tu boda.

Ser una misma

A pesar de que muchas novias sueñan con este momento, hay muchas otras que piensan que ponerse un vestido de novia es disfrazarse, pero esto es un error. Es cierto que no todos los días vamos a ponernos un vestido de novia, pero una novia no debe de dejar de ser ella misma por lucir un vestido de novia. Así que si cuando estás eligiendo el vestido en cuestión sientes que no seguirás siendo tu misma al lucirlo, este tampoco será tu vestido ideal.

Fiel a tu estilo

Es cierto que vestirse de novia es algo muy especial, pero no por ello debes de adoptar estilos que no van contigo. El vestido de novia debe ser una extensión de lo que tú eres. Si en el momento de enseñar el vestido que has elegido y nadie reconoce tu estilo en él, probablemente este tampoco sea tu vestido apropiado.

Presupuesto

Son muchas las novias que se fijan un presupuesto para gastar en el vestido de novia. El problema viene cuando nos gustan vestidos que se encuentran muy por encima de él. Si no puedes pagar un vestido, no lo mires, huye, ya que evidentemente este no será el vestido de tu boda.

Tiene que gustarte a ti

La elección del vestido de novia es un momento muy emocionante previo a la boda. Que mucha gente te acompañe durante este proceso será un error que difícilmente podrás asumir ya que habrá vestidos que gusten al grupo entero, otros que únicamente a una parte de él e incluso algunos que solo puedan gustarte a ti. Esas situaciones generan mucho estrés y mucha presión y seguro que podrías acabar comprando un vestido por el bien común del grupo. Si a ti no te convence, no te quedes con él, reflexiona y selecciona los vestidos que te haga falta.

Debe encantarte

Un vestido de novia apropiado no es cualquier vestido, sino que será aquel que te haga sentir especial. Si no sientes que el vestido que has encontrado te complementa, seguro que éste no será el vestido ideal para tu boda.

Adaptado al estilo de la boda

Tener las ideas muy claras sobre el estilo de la boda te ayudará a la hora de la elección de tu vestido de novia: una boda clásica no puede estar protagonizada por un vestido hippie, igual que una boda casual no puede estar protagonizada por un vestido joya. Una boda es un conjunto que debe estar bien integrado.

No a las gangas

De igual manera que debemos evitar decantarnos por vestidos que se pasen de nuestro presupuesto, tampoco deberías dejar que fuera el precio más bajo el factor concluyente a la hora de escoger tu vestido de novia. Ten esto en cuenta a la hora de escoger tu vestido ya que podrías arrepentirte.

Envío GRATIS en toda la web

Hasta el 31 de junio 2021

14 días para devoluciones

Compra y no te preocupes de nada

Garantía Vestidosdenovia.com

Comprobamos todos los vestidos

100% Pago seguro

PayPal / MasterCard / Visa